Canciones tristes

Me gusta escuchar canciones tristes solo cuando la paz y el contento reinan en la corte de mi espíritu, cantadas en una lengua dulcemente extraña, desconocida hasta en sus raíces de árbol milenario, para inventarme una letra diferente cada vez que abro mi pecho, porque prefiero oírla con el corazón, casi sin pensar, y sin revolcarme en el barrial pegajoso que se forma cuando polvo de pesares y lágrimas necias se entremezclan con crueldad para sofocarme.

Para mí, es más creíble la tristeza que invento cuando las letras me son amables y se dejan domar, más que las que podría sentir en la boca del estómago, y en el traspatio de mis ojos nubes, con esta me quedo quieto, la dejo hacer hasta que se cansa, se va atenuando, pasa, y ya. Jamás permito que escriba ni una sola palabra, yo soy el amo y señor de todo lo que me duela.

Anuncios

2 comentarios en “Canciones tristes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s