Todo está bien

Hoy, esta noche, el espeso silencio no permite que detenga a mis pensamientos. Tengo, justo delante de mi angustia; una celosía con espacios vacíos que debo llenar de respuestas, quiera o no quiera, y hoy, para ser franco, no quiero querer.

Recuerdos amigos míos me vienen a visitar aprovechando la noche oscura, la gran encubridora de crueles presencias del más acá, del ya mismo. Yo pongo la almohada sobre mi pecho para disimular los golpes de mis latidos, porque quiero que crean que no tengo corazón para albergar a alguien, pero es inútil, mis ojos traidores, desleales, me venden por cinco monedas de nada, me delatan, y tengo que abrir de par en par las puertas de mi insomnio, poner cara de imbécil, y hacer eso que siempre hago mal; mentir sobre mí mismo, diciendo que no escuche su llamado a las puertas de mi nostalgia porque; estaba tocando fondo, y todos saben que cuando uno está ahí, en ese lugar donde no hay más abajo, a veces no se oye nada. Mis recuerdos condescendientes fingirán que me entienden, además me darán la razón porque; para eso mentimos a todo, a todos, para que nos hagan creer que nos creen, y jugar a eso de que no, no pasa nada, todo está bien… lo juro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s