La verdad bajo arresto, ganan los malos… como siempre

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, fue fotografiado en la parte trasera de una camioneta que salió de una estación policial en Londres con dirección a la Corte de Magistrados de Westminster. En las fotografías, de la agencia Reuters, el activista muestra su pulgar hacia arriba con las esposas levantadas.

WikiLeaks afirmó que el arresto de su fundador tiene como objetivo concretar su traslado expedito a EE.UU., pese a que Lenin Moreno afirma haber obtenido garantías de que Assange “no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir torturas o pena de muerte”. Más tarde, la Policía británica ha confirmado que el fundador de WikiLeaks ha sido arrestado en relación con una orden de extradición en nombre de las autoridades de EE.UU.

Rafael Correa, expresidente de la República del Ecuador
“El arresto en la embajada ecuatoriana era muy probable porque Lenín Moreno ya había negociado la cabeza de Assange con EE.UU.”Rafael Correa, expresidente de la República del Ecuador

Correa ha recordado que “Assange es, desde el año pasado, ciudadano ecuatoriano”, con lo cual, según explica el exmandatario, la detención llevada acabo hoy “no solo rompe las reglas de asilo y el Derecho internacional, sino la Constitución ecuatoriana”, algo que Correa ha calificado como “inaudito” e “indignante”.

Un “día de luto” para la humanidad

Lo sucedido este jueves en la sede diplomática de Ecuador en Londres convierte esta jornada, según Correa, en “un día de luto para la humanidad”. El expresidente ecuatoriano reconoce no obstante que esta operación “era muy probable porque Moreno ya había negociado la cabeza de Assange con EE.UU”.

LENIN MORENO. Eres una verguenza, Por más que levantes la cabeza, solo podrás mirar, desde lejos, las suelas de los zapatos de Julian Assange.

EN LAS GUERRAS, LA PRIMERA VICTIMA MORTAL ES LA VERDAD.

 

 

Anuncios

Albinoni, espadas, whisky, y malas ideas

El adagio de Albinoni sirve de fondo para el humo de mi cigarrillo. El libro que tengo delante de mí quiere contarme algo que no me atrapa. Mis ojos no quieren oírlo desde hace un buen rato, se distraen, recorren mi apartamento sin saber qué hacer con todo lo que no está en su puesto. Caprichos de mi decorador anímico, él insiste en que se parezca a mí, justo en este instante, el ambiente donde habito, y no estoy en uno de mis mejores momentos. No me quejo, no tengo derecho. ¿Dónde puse mi whisky?

Tengo un buen rato manoseando la empuñadura de esa espada que guardo en el bolsillo de mi camisa, justo donde guardo el corazón, siempre bañada en tinta negra, como mi mirada esta noche. Es el filo con el que hiero o me hiero, eso pasa cuando esto que siento me empuja la mano a escribir sobre ti, siempre sin decir tu nombre, sin delatarme, por miedo a lo que pudiera pensar de mí mismo luego de leerme, a lo que pudiera comentarme con terrible y dura crueldad infantil.

El tiempo pasa delante de mí, y yo manoseando esa espada que siempre cargo en el bolsillo…

Hace 10 minutos que la muerte partió, estuvo en mi cuarto, me vino a visitar. Yo tenía la mirada ausente, lejana, cuando me preguntó si me sentía solo, desolado, triste. No le pude responder que sí, no quise darle malas ideas.

11 minidiálogos necios

1) -Me dio una bofetada porque le dije que estaba buena.

-Ella tiene que estar mal.

 

2) -¿Cómo van sus cosas Rodríguez?

-Usted ya lo sabe, es mi jefe.

 

3) -La paz interior está en saber perdonar.

-¿Perdonar a quién?

 

4) -Dios está en todas partes, y lo ve todo.

-Espero que no sea chismoso.

 

5) -Lo que me dijiste me dolió, lo he pagado caro.

-Acostumbro ser sincero sin anestesia… es más barato.

 

6) -¿Qué tiene el que no tenga yo?

-No quiero herirte.

 

7) -Según la ley de la gravedad; todo lo que sube, tiene que bajar.

-En mi país no hay ley, la cosa está grave, y todo lo que sube,

sigue subiendo.

 

8) -Supe que te ascendieron en la empresa.

-Sí, antes estaba en el primer piso, ahora estoy en el tercero.

-Me imagino que te reconocieron algo.

-No, primera vez que me ven los del tercer piso.

 

9) -¿Tienes problemas para decir tu edad?

-No, problemas me da el llevarla encima.

 

10) –El que a buen árbol se arrima…

– Es porque va a mear. Eso no lo digo yo, lo dice mi perro.

 

11) –No sé por que no me entienden. Yo digo las cosas tal como las pienso.

-Tal vez ese es el problema.

A la memoria de Rodolfo Walsh

Me disponía a escribir un articulo sobre la vida y obra de Rodolfo Walsh, mi escritor favorito de novela negra, pero encontré una reseña en Rusia Today que no tiene desperdicio, y habla de lo que hay que hablar sobre Rodolfo, un argentino universal que lo dio todo; con compromiso, honestidad, valentía, inteligencia, y talento, elementos suficientes para ser peligroso a ojos de los opresores y asesinos de la libertad.

A continuación te dejo el link que te dirá quien fue Rodolfo Walsh.

https://actualidad.rt.com/actualidad/309764-historia-casa-usurpada-escritor-argentino-rodolfo-walsh

Honor y gloria a Rodolfo.

Sillas juntas

Sillas juntas a dos seres de separación, tu des-momento a mi lado conjuga verbos, no me atrapan. Se me olvidan tus manos entre las mías, tus ojos frente a los míos. Estoy a tu lado pero tan lejos, no logro verte en mis pensamientos, a ti que vienes a recoger cenizas inexistentes de un viejo fuego fatuo de San Telmo, como ese que corretea entre mástiles de un barco encallado, oxidándose entre recuerdos y tu ausencia prescindible, a la orilla de un mar de sentimientos con un milímetro de profundidad. Un fuego sin calor que no recuerdo si alguna vez lo tuvo, y del cual no tengo marcas en el cuerpo… por no haberme quemado, ni siquiera levemente.

Sé cómo te llamas, de dónde vienes, pero se me olvida lo que eras en algún momento de besos y pasiones encontradas. Remojadas en whisky on the rocks seguramente.

Eres tan hermosa, no sé por qué no te amé en aquel instante. Estás a mi lado siendo parte del entorno, de un paisaje impersonal, podrías irte volando como las gaviotas entre nubes efímeras, sin nostalgias. Sin que volverte a ver sea perentorio, o necesario.

Ahora, luego de un beso extraño en mi mejilla, te veo hacerte cada vez más pequeña. Mientras, las huellas de tus pies se van alejando marcadas sobre la arena, para que el mar las borre de una buena vez. Un soplo de brisa fresca ocupa el lugar que dejaste en la silla de al lado, es suficiente.

De nuevo se impone el bochorno de la tarde. La cerveza helada en la mano, un cigarrillo colgado de la sonrisa que me quedó cuando te fuiste… Me conozco; ¿En qué carajo estaré pensando?